martes, 14 de octubre de 2008

Completando

Hasta he oído el ¡clack!. Ése ha sido el momento, ¡¡¡al fin!!!, el circulo completándose, cerrándose...

Sus dos mitades simétricas, sorprendentemente simétricas... y qué facilidad para reconocer la segunda, y reconducirla, poco a poco, despacio, hasta el punto necesario para completar la historia.

Era necesario. Absolutamente.

Ahora puedo mirarlo desde fuera, observarlo en su maravillosa perfección, ahora sí, sin atraparme, sin tocarme, sin ni siquiera rozarme, nada de nada, salgo indemne... ¡¡¡ufff!!!.

No hay comentarios: