miércoles, 29 de octubre de 2008

Llovía

Cuando la descubrí llovía... afuera también.

Su música se derramaba por el local como las gotas de agua desde aquellas nubes... despacito, despacito, muy muy despacito... a instantes imperceptible, pero mojándome hasta los huesos si se apropiaba unos minutos de mí...

1 comentario:

Sa dijo...

Me encanta tu blog, me encanta como escribes,... Todos los días intento leerte!No dejes de escribir!