miércoles, 22 de octubre de 2008

¿Naranjas?, sobre M

C fue el comienzo, el primer intento, exitoso además, de exprimir aquellas naranjas, naranjas que resultaron ser maravillosas, estupendas, geniales... y el producto final, el exprimido, probablemente nunca será igualado...

De aquel zumo apenas pude (quise) saborear unos sorbos... y así los recuerdo.

Luego vino L, y volvió a deleitarnos con un jugo único, similar al anterior por momentos, momentos excepcionales, momentos de mejillas saladas y escalofríos en plena espalda...

Esta vez sí que lo disfruté con profusión, sin apocarme, a manos llenas podría decirse, de forma abusiva incluso.

Pero... claro, la tentación era muy muy grande, había que volver a intentarlo, tenía que probar una vez más, no supo dejarlo en ese punto... y apareció A... un intento innecesario de exprimir de nuevo las mismas naranjas... pero... ya no quedaba ni una gota de aquel inigualable manjar... el empeño resultó vano... y quedó coronado con una gran cagada, literalmente.

No hay comentarios: