viernes, 28 de noviembre de 2008

Pero...

"Vivo en tu ex-casa", escuchó apenas descolgado el teléfono, y... sabía quién era, claro, era aquella voz diferente, aquella que no podría olvidar nunca, aquella que la había llegado a enganchar...

No dijo nada, estaba demasiado desconcertada... y colgó, automáticamente marcó el número de la que había sido su casa hasta unos días atrás y... sin decir nada, escuchó: "hola, sigo aquí, créeme".

2 comentarios:

Nébula dijo...

inquietante :O

Rom.- dijo...

one more?

pero qué pretende usted de mí?