viernes, 29 de mayo de 2009

Creciendo

[...]

-Tengo la impresión de que toda esa forma de ver la realidad irá tocando a fin, no es sostenible, palabra mágica-

-Me gustaría pensar éso, pero creo que es la naturaleza humana, no nos veo capaces de cambiar-

-Tocará a fin, de un modo u otro... si no voluntariamente, será por agotamiento-

-Mientras no estalle, ahí seguiremos, obstinados, perseverantes, contumaces, sin más, no hay otra meta, con los ojos bien cerrados, como si pudiera hacerse ad infinitum-

-Implementando un sistema lineal dentro de una existencia cíclica-

[...]

miércoles, 27 de mayo de 2009

las teorias de la humanidad

Pinturero y... pusilánime,
al tiempo.

lunes, 25 de mayo de 2009

el problema real

Objetividad
quebradiza.

domingo, 24 de mayo de 2009

tan solo indiferencia

Volubles propósitos,
si no establecemos condiciones.

Distorsión

Me encontraba soñando, claramente, con una de esas aventuras en las que una camarilla de inhumanos desarraigados dificulta la existencia al protagonista, un prototipo de cordialidad, tolerancia y buen hacer que acaba de llegar al barrio.

Además, se veía venir el desenlace aleccionador y moralizante, pero... de repente... en un cambio de secuencia, han aparecido en escena unos tipos que aparentaban ser unos temibles padres de familia, uno de ellos blandía una pistola enorme, y se dedicaba a apuntar y atemorizar con vehemencia a un grupo de chicos malos, que nada tenían que ver con los desalmados de la historia inicial...

Ante tamaño fraude argumental, he decidido despertar.

jueves, 21 de mayo de 2009

Pellizcar

Y quedé perdido entre aquellos pellizcos, abandonado a su modo de quebrar la tranquilidad de las cuerdas, desonrientado entre aquellas ondas que dibujaba en el aire acompañadas con el movimiento sutil de su cabeza.

Ojalá, uno de ésos, hubiera sido para mi piel... al menos, me habría traído de vuelta a la realidad, pero no... me costó, y casi se me hizo imposible el regreso.

martes, 19 de mayo de 2009

una linea clara

Tan literales,
y a la vista tan contradictorios.

lunes, 18 de mayo de 2009


Hay quien, a pesar de perder la vida... nunca nunca muere. A Mario Benedetti sólo puedo decirle gracias, y por siempre.

sábado, 16 de mayo de 2009

Verano '92

Después de ver esa fotografía, me queda el interrogante en los ojos... "¿eras feliz?", le diría, me encantaría saberlo, de verdad, sin suposiciones, pero no soy capaz de preguntárselo.

Yo también aparezco, estaba allí, y no recordaba una expresión como ésa en su cara... ¡claro que no fue feliz!, ¿acaso lo fui yo?, sobrevivíamos, sobrevivimos.

Ahora nos acordamos de aquel tiempo con ternura, contamos las anécdotas de siempre una y otra vez, y nos reímos muchísimo recordándonos.

Aquel verano, no hay más que vernos, no fuimos tan felices como creemos.

viernes, 15 de mayo de 2009

la cuerda floja

Contra la claridad,
luz.

martes, 12 de mayo de 2009

agarrate fuerte a mi

Sempiterna provisionalidad.

Siempre, Antonio Vega.

domingo, 10 de mayo de 2009

Inflexión

En un punto de inflexión una tendencia, más o menos clara en una dirección, cambia. Es justo ese lugar, ese instante, en que nada parece ocurrir... silencio, calma, espera...

Nos encontramos observando cómo todo lo que nos rodea gira en un sentido, y además, parece que será así por siempre, pero... de repente, sin más pretexto que el vacío, el mundo simula detenerse una ínfima eternidad, para a continuación, reanudarse cambiando su curso... es en ese momento cuando nos encontramos en uno de estos puntos de inflexión.

Se trata de un instante minúsculo, un irrisorio espacio de tiempo, apenas nada, pero... es que.... tras un punto de inflexión, la tendencia se invierte, la realidad parece descubrirse boca abajo... y ocurre que, sin sentido, súbitamente, lo que sumaba, resta, lo que potenciaba, desune...

jueves, 7 de mayo de 2009

Dos veces

Hoy, alguien recitó en voz alta, con solemnidad y esperanza, un poema que dice:

"Nada sucede dos veces
ni va a suceder, por eso
sin experiencia nacemos,
sin rutina moriremos.

En esta escuela del mundo
ni siendo malos alumnos
repetiremos un año,
un invierno, un verano.

No es el mismo ningún día,
no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan.


Ayer mientras que tu nombre
en voz alta pronunciaban
sentí como si una rosa
cayera por la ventana.

Ahora que estamos juntos,
vuelvo la cara hacia el muro.
¿Rosa?, ¿cómo es la rosa?,
¿como una flor o una piedra?.

Dime por qué, mala hora,
con miedo inútil te mezclas.
Eres y por eso pasas.
Pasas, por eso eres bella.

Medio abrazados, sonrientes,
buscaremos la cordura,
aun siendo tan diferentes
cual dos gotas de agua pura."


Y el momento fue histórico... o ya lo era, no sé... pero Wislawa Szymborska lo publicó en 1957.

A veces, hasta podemos sentir el peso del aire sobre nuestra piel...

viernes, 1 de mayo de 2009

luto emocional

¿Y necesitas
los pretextos?.