jueves, 7 de mayo de 2009

Dos veces

Hoy, alguien recitó en voz alta, con solemnidad y esperanza, un poema que dice:

"Nada sucede dos veces
ni va a suceder, por eso
sin experiencia nacemos,
sin rutina moriremos.

En esta escuela del mundo
ni siendo malos alumnos
repetiremos un año,
un invierno, un verano.

No es el mismo ningún día,
no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan.


Ayer mientras que tu nombre
en voz alta pronunciaban
sentí como si una rosa
cayera por la ventana.

Ahora que estamos juntos,
vuelvo la cara hacia el muro.
¿Rosa?, ¿cómo es la rosa?,
¿como una flor o una piedra?.

Dime por qué, mala hora,
con miedo inútil te mezclas.
Eres y por eso pasas.
Pasas, por eso eres bella.

Medio abrazados, sonrientes,
buscaremos la cordura,
aun siendo tan diferentes
cual dos gotas de agua pura."


Y el momento fue histórico... o ya lo era, no sé... pero Wislawa Szymborska lo publicó en 1957.

A veces, hasta podemos sentir el peso del aire sobre nuestra piel...

6 comentarios:

Mi vida sin mi dijo...

...dejarnos llevar...guiarnos por los impulsos..las casualidades...

M dijo...

no, nada vuelve a ser igual, todo pasa, pesa y desaparece...

flauteta dijo...

Cierto nada es igual, aunque haya veces que por mucho tiempo que pase nos dé esa misma sensación, ese mismo escalofrío justo en el mismo lugar... Aún así cambia, es el tiempo que cambió que pasó que se movió que mutó. Y si bien la situación parece la misma lo de dentro cambia, cambiamos nosotros constantemente por las circunstancias, por la Vida, porque si. Si nó no tendría sentido esto que llamamos Respirar y Seguir.

carmen dijo...

Me produce tristeza leer tu poema, quizás por identificación.

Anónimo dijo...

Lo quieras o no: eres poeta.

¿Cuándo vas a volver?

(me da tanto miedo saber que la respuesta es nunca. Volverás, pero no tú, tú no vas a volver nunca. Te quiero, gato. A lo que queda de aquel de entonces)

Alegria De La Huerta dijo...

Sí, nada vuelve a ser lo mismo... pero no tienes esa ilusión interna que eso mismo puedas volver a vivirlo? De todas maneras, asumir que no hay dos veces y hacer que la primera sea intensa.