sábado, 16 de mayo de 2009

Verano '92

Después de ver esa fotografía, me queda el interrogante en los ojos... "¿eras feliz?", le diría, me encantaría saberlo, de verdad, sin suposiciones, pero no soy capaz de preguntárselo.

Yo también aparezco, estaba allí, y no recordaba una expresión como ésa en su cara... ¡claro que no fue feliz!, ¿acaso lo fui yo?, sobrevivíamos, sobrevivimos.

Ahora nos acordamos de aquel tiempo con ternura, contamos las anécdotas de siempre una y otra vez, y nos reímos muchísimo recordándonos.

Aquel verano, no hay más que vernos, no fuimos tan felices como creemos.

5 comentarios:

Alegria De La Huerta dijo...

Pues quizás no... pero ya no hay remedio. Solo lo podrías sentir si en ese momento te hubieras dado cuenta. No siempre pasa, también uno puede ser feliz sin darse cuenta... A mi, a mi me ha pasado una vez. Sí, lo de sentir que era feliz en el mismo momento que era feliz. Recomendado!

mariona- dijo...

seguramente,preguntarse si eres feliz implica dejar de serlo...


pasaba por aquí y venía de allí. un beso.

mariona- dijo...

por cierto,yo también vivo en la antártida,donde queda tu casa? :)

flauteta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tali dijo...

pasaba por aca, y al leer esto, pienso que en realidad todo tiempo pasado no fue mejor, pero fue.... nada mas peligroso que idealizar...
digo yo.....