jueves, 18 de junio de 2009

Pedir

-¿Cuándo una exigencia deja de ser tolerable?-

-Si lo averiguas, es que has ido demasiado lejos-

-Me prepararé, entonces...-

3 comentarios:

Alegria De La Huerta dijo...

Ayer hablaba de otra cosa pero a la que contestaba lo mismo que te hago a ti. Cierra los ojos, relájate y déjate fluir. Si tu cuerpo te responde con nerviosismo o con una reacción difícil de explicar es que la cosa no va bien. A veces hay cosas que no se pueden explicar, delimitar, definir... porqué por ellas mismas ya tienen vida.

campanilla dijo...

Que cierto.....

Azra dijo...

Una exigencia deja de ser tolerable cuando es exigencia claro está,pues implica una relación de subordinación, y a nadie le gusta que le exijan u ordenen, faltaría más Señor.