miércoles, 29 de julio de 2009

si te puedo hacer

Una ventana por la que dejarnos invadir, asaltar, por ese liviano susurro del agua, aparentemente superficial, ese cuchicheo que nos detalla, nos refiere, exhortándonos a soñar... y a tocar.

En esencia, un carmen con batientes azules.

No hay comentarios: