lunes, 2 de noviembre de 2009

Estoicismo

¿Sabes esos atletas que celebran tanto cuando alcanzan la meta?, sí, ésos que tienen tan claro su fin, que saben exactamente hacia donde tienen que correr poniendo todo su tesón, y que, cuando lo alcanzan, levantan los brazos con alborozo, sonríen de satisfacción, incluso saltan y saltan regocijados...

Pues, esos corredores, no consideran la paciencia como un valor inalterable, para ellos, el ideal a alcanzar, es la contemporización.

Justo antes del estallido inicial, cuando sus pies son vigilados con extrema diligencia, deben ser pacientes, entonces sí, y esperar, sometidos a una especie de calma tensa... pero, entonces... ocurre, ¡¡¡bam!!!, y es en ese momento, justo en ese preciso instante, cuando deben hacer añicos cualquier atisbo de serenidad, despedazar todo rastro de resignación, quebrar la más mínima sospecha de conformismo...

El objetivo, por supuesto, son las sonrisas.

2 comentarios:

YoMisma dijo...

Por supuesto... Por qué si no?

Saludos,
YoMisma

Bubble dijo...

El objetivo, siempre, son las sonrisas.