martes, 16 de febrero de 2010

Hábitats

Anfibio, etimológicamente, proviene del griego, en particular del entendimiento que sucede entre las expresiones αμφι (/amphi/), ambos, y βιο (/bio/), vida, lo que significa, literalmente, ambas vidas, ambos medios, dos entornos, dos recursos, los dos, el uno y el otro, uno y otro, tú... yo.

En ocasiones, resulta perentorio un proceder anfibio, ocurre que el paisaje, a base de transitarse, se troca estanque, o laguna, o incluso embalse... entonces, es momento de sumergirse en el nuevo contexto, reconocer sus circunstancias con reiteración, mancharse haz y envés...

Realidades anfibias, coyunturas deleitosas.

3 comentarios:

Alegria De La Huerta dijo...

Pero a veces son dos medios que no se puede mezclar, como agua y aceite. Ya no sé qué es lo que digo.

Paula dijo...

Llevas razón... cuando una situación se vuelve estanca hay que buscar aire fresco por otros lugares.

Anfibio... interesante manera de plantearlo, si.

ILSA dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=jCekEbHV1tI