sábado, 27 de marzo de 2010

Bergen (4)

"Hoy, por primera vez, nadie me ha preguntado por ti, supongo que encontraron la respuesta escrita en mi cara antes siquiera de mostrar el interés rutinario por tus circunstancias... y aunque me resulte un tanto insólito, me gusta."

Lejla Østmo.

lunes, 15 de marzo de 2010

un deseo, y a soñar

Melindres intempestivas
(no more wasted beats).

viernes, 5 de marzo de 2010

how dare you!

Hold on to my hand
while we fly away so high
that we will break necks!!!

Extravagancias

Primero. La señora señorona, vistiendo pieles a pesar de los 23 grados a la intemperie, y la señorita servil, disponiendo sutilmente una nube de perfume en la muñeca, expuesta de forma displicente, de la señora señorona, con el subsiguiente y lacónico "gracias" musitado por la señorita servil.

Segundo. Los sucesos acaecidos durante la difusión intensiva de "Creep" en las cadenas de radio de todo el mundo, esto es, depresiones irrevocables, suicidios masivos. ¿Por qué ejecutan sus acordes estos músicos callejeros?, ¿alguna pretensión?

Tercero. Un Rey Mago se asoma desde un escaparate amarrando un jamón entre sus brazos, el semblante lo dice todo, planea zampárselo con los ojos... mientras tanto, se lamenta de que sus articulaciones sean de cartón piedra.

martes, 2 de marzo de 2010

Estirpe

El señor Gran Saltador dice que va a volver a las pistas. Asume la dificultad del reto, lleva años retirado y su edad no es la más conveniente para la práctica.

Gran Saltador expone sus cualidades, asegura que su fuerte nunca fue la potencia, y que tampoco estuvo dotado de una velocidad extraordinaria, "siempre los hubo más rápidos y vigorosos", reconoce sin tapujos, "pero mi técnica, aún hoy, es inaccesible para el resto", afirma confiado, desafiante, incluso pendenciero.

Años atrás tuvo en sus piernas un salto de trascendencia histórica que nunca llegó a materializar, la prensa especializada asegura que su momento ya pasó.

lunes, 1 de marzo de 2010

multitud de ilusiones

"Festejaremos cada aspiración consumada con fuegos multicolor", le dijo risueño mirándola a los ojos, y al intuir en su gesto cierta disconformidad, añadió, "serán de una notoriedad perenne, indelebles... como tus ternezas en mi piel", entonces ella se ovilló en su regazo, cerró los ojos, y suspiró sonriente...