lunes, 19 de abril de 2010

esto que tengo contigo

Existen alhajas tan versadas en refulgir que incluso lo harían, con todo su esplendor, hallándose disimuladas en las profundidades del más insondable de los abismos oceánicos, también existen realidades que, por superlativas, de ningún modo podrían encajarse ni en la más fantasiosa de las quimeras, además existen miradas tan intensas y vivas que se te aferran al alma y llegan incluso a interrumpir el cadencioso ajetreo diafragmático.

1 comentario:

HADAS dijo...

Todas esas "pequeñas cosas" que recuerdas para la eternidad, son las que me hacen sentir viva...