jueves, 16 de diciembre de 2010

envarados

Lo abarró con tal acrimonia que ni se regocijó observándolo mientras se malograba.