domingo, 30 de enero de 2011

Cisura

Se fue la luz. Un cortacorriente humeó y la casa quedó sin electricidad. Ya había anochecido pero mi severa rutina continuó consumándose como si nada hubiera sucedido, no fui consciente de la oscuridad hasta que pretendí enchufar la radio, horas después.

2 comentarios:

ILSA dijo...

Muy sutil. Cisura; bonita palabra.

tocandoilusiones dijo...

y lo contrario. A veces no reconoces la luz hasta que no estas a oscuras,....