martes, 5 de abril de 2011

Cotejo

No es equiparable remontar un río a las tres de una tarde calurosamente primaveral, con remar a favor de la corriente según amanece... ni aun siendo el agua rosada.

2 comentarios:

FlorVenenosa dijo...

A veces las adversidades no importan, lo importante es lo que late dentro, porque muchas veces el fuego interno quema más...

Y aún así no es equiparable, me ha gustado tu cotejo.

Alegria De La Huerta dijo...

Díselo a los salmones ;)