domingo, 9 de octubre de 2011

Bergen (6)

«"Trátame con cuidado", le dije, ya sabes, a mi manera... y todas las lágrimas se escurrieron entre un abrazo. El que necesitaba, el que necesitábamos».

Lejla Østmo.

2 comentarios:

Lau dijo...

Los abrazos son milagrosos

amelche dijo...

Si lo que hacen falta son abrazos.