lunes, 12 de diciembre de 2011

solucion

"Cada hombre debe procurar la paz hasta donde tenga esperanza de lograrla; y cuando no pueda conseguirla, entonces puede buscar y usar todas las ventajas y ayudas de la guerra". Thomas Hobbes.

El optimismo es, ante todo, aparente, el hambre, en cambio, real. Dos osos polares quedaron aislados flotando sobre un témpano, las corrientes de agua y el deshielo precipitaron el fin de la esperanza. Uno de ellos atacó, mató y se comió al otro.

Recursos limitados y necesidades exponenciales garantizan un final precoz a la comodidad de los afortunados. El resto nunca abandonó la guerra.

1 comentario:

amelche dijo...

Caray, encima de los recortes, según esto, ¿nos vamos a matar unos a otros?

Como ves, me llegó tu comentario y lo publiqué, tarda un poco porque hay moderación de comentarios, pero más vale tarde que nunca.

Feliz año.