miércoles, 26 de diciembre de 2012

rebullir

Hay personas con las que, a pesar de coexistir, apenas compartimos más que el piso que caminamos. Que hasta al resoplar el aire se sabe diferente.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

situacion

"Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que se seca en el cordel."

Madrigal, de Tomas Tranströmer.

martes, 27 de noviembre de 2012

misiva

Colmo de exégesis (cansado de las notas al pie).

martes, 31 de julio de 2012

sin imaginacion

"A brave man is almost always without imagination". Charles Bukowski.

viernes, 25 de mayo de 2012

Desbaratarse

"Cuando se ha muerto dos veces", se decía el oficial al mando, "el honor y el orgullo no van más allá de la punta de los dedos".

En otras circunstancias, su entereza y determinación le habrían hecho acometer una embestida fatal contra el destacamento que les acechaba. Un par de tránsitos fueron más que suficientes para reconvertir su lealtad en supervivencia.

"¡Sálvese quien pueda!", acertó a vociferar justo antes de que un pedazo de plomo quebrara su garganta.

martes, 27 de marzo de 2012

Chirrido

Fue el más fortuito de los sucesos minuciosamente planificados. El tropezón de un doblez en la moqueta, un cordón desanudado y su traspié, el último chispazo de una lámpara que se ahogaba, incidentes que pudieron provocar alteraciones al plan que tan cuidadosamente había sido trazado. Imprevistos ciertos que desmontaron la simulación de aquella otra casualidad amañada.

No importó, la componenda volvió a pactarse, y finalmente resultó de lo más inesperada.

jueves, 9 de febrero de 2012

Voilà

El barbado prestidigitador mangonea sin miramientos, y con gran maestría, a los avispados asistentes, le basta un espontáneo e inesperado movimiento de ojos para exigir a los presentes que trasladen toda su atención hacia una de sus manos, allá, al final del brazo extendido, donde sostiene un pequeño bombín. Todos y cada uno de los espectadores obedecen sin titubear.

La absolutamente imprevisible aparición de un ridículo gazapo enardece al gentío.

Mientras, en el otro extremo del escenario, un enorme paquidermo rosado sonríe orgulloso. El engaño ha vuelto a consumarse, nadie se ha percatado de que es él quien acciona el complejo mecanismo que transporta al conejo desde un cajón hasta el sombrero del sin par mago.

martes, 7 de febrero de 2012

Insolencia

"Existe la sensación de que está aumentando en todas partes", dice un eminente oftalmólogo cuando se le pregunta sobre la miopía.

Es un hecho que la cortedad de miras se extiende entre la población, y que son cada vez menos los tenedores de un entendimiento capaz de alcanzar más allá de los codos propios.

El resto, cómodos creyendo gobernar la amplitud que les circunda hasta esa articulación, viven orgullosos y convencidos de que nada puede ocurrir más allá que menoscabe su satisfacción personal.

Se trata, diríase, de la desvergonzada felicidad de los indolentes.

miércoles, 18 de enero de 2012

Fracción

Aunque nos atraiga más la certeza, un día tras otro se torna patente que cualquier pista no guía hasta un lugar inequívoco, su descubrimiento y observación, su estudio, nos hace participar en el asunto con una considerable dosis de parcialidad, intrínseca a nuestra intervención.

Toda senda se retuerce trazando curvas a un lado y otro, mostrando sus entrañas, exhibiendo tripas y vísceras, pero aunque los ojos nos expongan la realidad de la forma más obvia, nuestra libertad resulta determinante para el desenlace, así, alcanzaremos un destino u otro en función de las decisiones tomadas.

miércoles, 11 de enero de 2012

Bujeta

La reiteración origina hábitos, la costumbre establece pautas, y sin paradigmas no podríamos soñar, vivir.

Un corazón latiente nos convence de que nunca cederá, y jamás lo hace. Existimos gracias a una rutina ininterrumpida y perenne en la que a toda contracción sobreviene una dilatación conformando una trama que es interpretada de forma vitalicia.

Hasta que se detiene, y ya nada es posible, y ya nada existe.