miércoles, 18 de enero de 2012

Fracción

Aunque nos atraiga más la certeza, un día tras otro se torna patente que cualquier pista no guía hasta un lugar inequívoco, su descubrimiento y observación, su estudio, nos hace participar en el asunto con una considerable dosis de parcialidad, intrínseca a nuestra intervención.

Toda senda se retuerce trazando curvas a un lado y otro, mostrando sus entrañas, exhibiendo tripas y vísceras, pero aunque los ojos nos expongan la realidad de la forma más obvia, nuestra libertad resulta determinante para el desenlace, así, alcanzaremos un destino u otro en función de las decisiones tomadas.

No hay comentarios: