martes, 7 de febrero de 2012

Insolencia

"Existe la sensación de que está aumentando en todas partes", dice un eminente oftalmólogo cuando se le pregunta sobre la miopía.

Es un hecho que la cortedad de miras se extiende entre la población, y que son cada vez menos los tenedores de un entendimiento capaz de alcanzar más allá de los codos propios.

El resto, cómodos creyendo gobernar la amplitud que les circunda hasta esa articulación, viven orgullosos y convencidos de que nada puede ocurrir más allá que menoscabe su satisfacción personal.

Se trata, diríase, de la desvergonzada felicidad de los indolentes.

2 comentarios:

Alegria De La Huerta dijo...

Pues eso iba a decir yo antes de llegar al final...

Paz dijo...

Un comentario muy estimulante. Y muy cierto.
Me ha encantado :))