miércoles, 30 de enero de 2013

Pletórico

aquiescencia

A la distancia de un beso el tiempo huye despavorido, a la distancia de un beso la duda no encuentra ya su medio, a la distancia de un beso no hay lugar ni para una sola partícula de aire, a la distancia de un beso, inevitablemente, me impregno del calor que desprendes, a la distancia de un beso se invierten nuestras polaridades e, irrefrenablemente, nos vemos abocados a... a la distancia de un beso advierto la inseguridad de los trazos de lápiz de ojos en tus párpados, a la distancia de un beso distingo, con precisión, las diferentes capas de maquillaje que has superpuesto en tus mejillas, a la distancia de un beso observo que es más que un sutil bozo lo que adorna tu labio, a la distancia de un beso puedo presumir que no has tenido oportunidad de cepillar tus dientes desde la cena, o tal vez incluso la comida, a la distancia de un beso estábamos cuando, al fin, el convoy alcanzó mi andén y pude deslizarme hacia la puerta del atestado vagón entre empujones y codazos.